Investigaciones afirman que cambios en el modo de caminar podrían señalar un riesgo de discapacidad cognitiva

- Las nuevas investigaciones indican que los cambios en el modo de caminar podrían ser una señal del aumento del riesgo de discapacidad cognitiva

VANCOUVER, Colombia Británica, 16 de julio de 2012 /PRNewswire/ -- Las alteraciones al caminar – como un ritmo de caminar más lento o unas zancadas más variables – podrían indicar una reducción de la función cognitiva, según las nuevas investigaciones indicadas hoy en la Alzheimer's Association's International Conference® 2012 (AAIC® 2012).

"Con la generación del baby boom cada vez mayor y en un riesgo mayor de padecer Alzheimer y demencia, es importante para los médicos ser conscientes de las asociaciones entre el modo de caminar y la función mental. Estos estudios indican que observar y evaluar los cambios en la forma de caminar podrían ser una herramienta valiosa para señalizar la necesidad de seguir con la evaluación cognitiva", comentó William Thies, PhD, responsable médico y responsable científico de la Alzheimer's Association®.

"Para los médicos que están ocupados y cuentan con un tiempo limitado de cara a sus pacientes, el control del deterioro y otros cambios en la forma de caminar de una persona es ideal, ya que no necesita de una tecnología muy cara o no lleva mucho tiempo para realizarse una evaluación. Es relativamente sencillo y también algo muy directo", añadió Thies.

El análisis de la forma de caminar muestra que la velocidad de las zancadas y la variabilidad pueden estar relacionados con la discapacidad cognitiva

Las dificultades al caminar no son consecuencias inevitables del envejecimiento. A pesar de ello suelen ser problemas comunes y relevantes entre los adultos mayores. Las investigaciones han demostrado que las personas que presentan dificultades al caminar no solo presentan un riesgo en aumento de caerse, sino que presentan también un riesgo mayor de desarrollar enfermedades de la memoria y demencia.

Stephanie A. Bridenbaugh, doctora del Basel Mobility Center en Basilea, Suiza, y sus colegas han usado el análisis cuantitativo de la forma de andar para explorar este problema. En el estudio se ha realizado un seguimiento a 1.153 participantes (edad media de 77 años), incluyendo a pacientes no ingresados del Basel Memory Clinic y del Basel Mobility Center, además de pacientes sanos cognitivos en el estudio cohorte en Basilea, del año 2007 a 2011.

Se dividió a los participantes en grupos basándose en sus diagnosis cognitivas: sanos cognitivamente, discapacidad cognitiva leve (MCI) o demencia por Alzheimer. Los que padecían demencia por Alzheimer fueron subdivididos en leves, moderados o severos. La forma de caminar se evaluó usando un andador electrónico de 10 metros de largo con casi 30.000 sensores de presión integrados. Todos los participantes realizaron un paso "normal" y dos "tareas dobles" diferentes – caminar de forma normal a la vez que contaban de modo simultáneo hacia atrás en voz alta o a la vez que de forma simultánea nombraban animales.

Los científicos descubrieron que el modo de caminar era más lento y más variable cuando progresaba la reducción cognitiva. Para todos los grupos, las velocidades de caminar eran menores cuando se realizaba la doble tarea frente a cuando solo caminaban como tarea única. "Las personas que sufren demencia por Alzheimer caminaban más despacio que los que sufrían MCI, que por otra parte caminaban más lentos que los que estaban sanos desde el punto de vista cognitivo", afirmó Bridenbaugh.

"Las discapacidades de movilidad a menudo se asocian con la demencia, y unos cambios en la forma de caminar podrían darse incluso antes de que se pudiera detectar el descenso cognitivo por medio de los métodos de pruebas tradicionales. El análisis de la forma de caminar se puede llevar a cabo de forma sencilla, rápida y objetiva. Cuando surgen los problemas esto podría suponer una detección primaria de riesgo de caída y de las fases iniciales de la discapacidad cognitiva en adultos mayores", añadió Bridenbaugh. "Un análisis de la forma de caminar no sustituirá la evaluación neurofísica completa para la diagnosis del estado cognitivo del paciente. El análisis de la forma de caminar, por otro lado, podría demostrar ser una herramienta importante para ayudar a la diagnosis, además de registrar los efectos de tratamiento o de la progresión de la enfermedad".

Aspectos específicos de la forma de caminar que podrían estar asociados con las capacidades cognitivas específicas y funciones

Con las personas en una edad cada vez mayor y en las personas con enfermedad de Alzheimer, varias de las funciones cerebrales se deterioran. Las investigaciones más recientes se han centrado en la cognición. Las pruebas recientes indican que la forma de caminar también se ve afectada por el envejecimiento y el Alzheimer, aunque la relación exacta sigue estando poco clara.

Mohammad Ikram, doctor, PhD y colega del Erasmus MC, Rotterdam, Países Bajos, ha investigado las relaciones entre la cognición y la forma de caminar en personas mayores que vivían en comunidad. Las investigaciones llevadas a cabo estudiaron a 1.232 personas con edades de más des 49 años procedentes de The Rotterdam Study (Nota: los datos incluidos son una actualización desde que se publicó el envío del abstracto original a la AAIC 2012). El test neuropsicológico estandarizado se usó a fin de evaluar la velocidad de procesamiento de la información, memoria, velocidad motora fina y función de ejecución. La forma de caminar se evaluó usando un caminador electrónico.

Cada uno de los participantes caminó de forma normal, caminó en tándem (donde el talón del pie que se sitúa delante se coloca directamente tocando los dedos del pie que está detrás), y así paso a paso. Las variables de las formas de caminar se agruparon en siete factores independientes:

  • Ritmo (reflejando el tiempo de zancada y la cadencia)
  • Paso (reflejando la longitud de la zancada y la velocidad)
  • Fases (reflejando la cantidad de tiempo invertido en uno o en ambos pies)
  • Variabilidad (reflejando la variación en la forma de caminar de las personas)
  • Base de apoyo (reflejando la anchura de los pasos y la anchura de la zancada)
  • Tándem (la cantidad de errores en una caminada en tándem)
  • Giro (la cantidad de tiempo y pasos necesarios para darse la vuelta)

Han surgido conductas interesantes en el análisis de los datos; las investigaciones han descubierto que algunos dominios cognitivos solo se asociaron a algunos aspectos de la forma de caminar.

  • La velocidad de procesamiento de la información está asociada al aspecto del ritmo de la forma de caminar.
  • La función ejecutiva estaba asociada al ritmo y a la variabilidad.
  • La velocidad motora fina estaba asociada con el tándem.
  • La memoria no estaba asociada con ninguno de los aspectos de la forma de caminar.

"Nuestros resultados indican que la cognición y la forma de caminar están fuertemente relacionados con una conducta específica, en la que algunos de los dominios cognitivos solo se asocian a los aspectos correspondientes de la forma de caminar", indicó Ikram.

La velocidad de la forma de caminar, cadencia y longitud de la zancada reducidas podrían estar asociadas a la reducción cognitiva

Algunos estudios anteriores han indicado que las anormalidades en la forma de caminar podrían asociarse a una discapacidad cognitiva y a una enfermedad de demencia. A pesar de ello, no está claro qué componentes de la forma de caminar podrían estar asociados a la reducción cognitiva futura.

Rodolfo Savica, doctor, MSc y colega del Mayo Clinic Study of Aging (MCSA) evaluó la longitud de la zancada, cadencia y velocidad de más de 1.341 participantes en el estudio por medio de un instrumento computerizado de estudio de la forma de caminar (GAITRite) en dos o más visitas con una diferencia de apenas 15 meses. Las visitas incluyeron además evaluaciones neurológicas y neurofísicas que cubrían cuatro dominios: memoria, función ejecutiva, idioma y capacidad visioespacial. Los participantes fueron cognitivos normales (1.172), o diagnosticados con MCI (158) o con demencia (11).

Los investigadores descubrieron que los participantes en el estudio con una cadencia menor, velocidad y amplitud de la longitud de la zancada experimentaron reducciones que fueron mucho mayores en la cognición global, memoria y función ejecutiva.

"Hemos observado una asociación entre la reducción de la velocidad de la forma de caminar, cadencia y longitud de la zancada, y la reducción, tanto global como cognitiva específica del dominio, dentro de nuestra población", dijo Savica. "Estos resultados apoyan todos los papeles posibles de los cambios de la forma de caminar como indicador inicial de discapacidad cognitiva".

Control continuado en el hogar que podría ser una evaluación más precisa de la forma de caminar frente a las pruebas sencillas

De forma tradicional, la velocidad de caminar se ha recopilado dentro de un punto de tiempo único e intermitente, como la duración de un examen físico anual.

"La tecnología avanzada ya nos permite evaluar la velocidad de caminar en nuestro propio hogar, que deriva de cientos de episodios de caminar, además de usando la información recopilada de forma continua por medio de los sensores de movimiento", explicó Lisa Silbert, doctora y MCR de la Oregon Health & Science University, Portland. "Esto proporciona de forma potencial una evaluación mejor que enlaza las capacidades de caminar del mundo real con la salud cerebral".

Silbert y sus colegas han trabajado con 19 voluntarios sin demencia (de media MMSE 28,7) enrolados en el estudio Intelligent Systems for Assessment of Aging Changes (ISAAC). Todos los participantes se sometieron a MRI cerebral para su evaluación del volumen total cerebral y de varias secciones cerebrales. La velocidad de la forma de caminar se determinó de dos modos: (1) en el momento de MRI, evaluando el tiempo de caminar nueve metros, y (2) usando un sistema de evaluación en casa que recopila datos de forma continuada en un periodo de nueve meses usando sensores de actividad de movimiento.

Los investigadores descubrieron que:

  • Los participantes en el estudio caminaron más rápido cuando se evaluó una vez en la persona frente a cuando caminaban en su hogar bajo condiciones de evaluación continuada.
  • La velocidad de caminar más lenta se determinó con la tecnología de evaluación continuada en casa asociada a un tamaño cerebral más pequeño, al tiempo que la velocidad de caminar única no se determinó.
  • La velocidad de caminar más lenta en casa estuvo más asociada a los volúmenes más pequeños de hipocampo (una sección del cerebro que es importante para la memoria) frente al hecho de la velocidad de caminar conseguida durante un solo punto de tiempo.

"La velocidad de caminar tomada en un solo punto de tiempo podría sobre-estimar la capacidad de caminar en las personas mayores. Nuestros datos indican que el control continuado en casa podría proporcionar un reflejo más preciso de la velocidad de caminar y ser más sensible a la detección de los cambios motores asociados al descenso cognitivo futuro", indicó Silbert.

Cambios en la forma de caminar correlacionados con los síntomas de la demencia en una población "vieja-vieja"

El Kurihara Project, llevado a cabo por medio de Kenichi Meguro y de sus colegas en la Tohoku University Graduate School of Medicine, Sendai, Japón, examinó las relaciones entre la forma de caminar y la cognición en 525 personas que vivían en comunidad de 75 años o mayores en Kurihara y Osaki, Japón.

Los investigadores han recopilado las demografías, historial médico, resultados de exámenes médicos generales y neurológicos, resultados MRI y exámenes neurofísicos de los participantes, incluyendo el Mini-Mental State Examination (MMSE) y la Clinical Dementia Rating (CDR). Los participantes caminaron seis metros a su ritmo más rápido. Las evaluaciones de la forma de caminar incluyeron la conducta de la forma de caminar, velocidad y longitud de la zancada.

Los investigadores descubrieron que 385 participantes en el estudio contaban con una conducta de caminar normal, 65 tenían una "forma de caminar neurológica" y 73 tenían una forma de caminar anormal debido a enfermedad de huesos y articulaciones (como osteoartritis). En la escala de CDR: 175 participantes fueron clasificados como CDR 0, 287 clasificados como CDR 0,5, 44 fueron clasificados como CDR 1, 20 como CDR 2 y 2 fueron clasificados como CDR 3. (CDR 0 está considerado como normal, CDR .5 = demencia muy ligera, con la severidad de la demencia aumentando hasta CDR 3 = demencia severa). También han descubierto que la atrofia evaluada MRI de la corteza entorrinal – una sección del cerebro que funciona como centro en la red de amplia propagación de la memoria y la navegación – estaba destacadamente correlacionada con la velocidad del modo de caminar.

"Nuestra investigación ha demostrado que la velocidad de la forma de caminar se redujo de forma considerable al tiempo que aumentaban los síntomas de la demencia", explicó Meguro. "La forma de caminar ya no debe considerarse solo como una actividad motora automática y sencilla que es independiente de la cognición, ya que estas formas están relacionadas entre ellas".

Acerca de la AAIC

La Alzheimer's Association International Conference (AAIC) es la mayor conferencia de su clase del mundo, y reúne a investigadores de todo el mundo con el objetivo de informar y hablar sobre las investigaciones e información más revolucionarias de la causa, diagnosis, tratamiento y prevención de la enfermedad de Alzheimer y las enfermedades relacionadas. Como parte del programa de investigación de la Alzheimer's Association, la AAIC presta servicio como catalizador para generar un nuevo conocimiento en torno a la demencia y mejorar la comunidad colegial y vital de investigación.

Acerca de la Alzheimer's Association

La Alzheimer's Association es la principal organización de salud voluntaria en el mundo en el tratamiento, apoyo e investigación sobre el Alzheimer. Nuestro objetivo es eliminar la enfermedad del Alzheimer por medio del avance de la investigación, proporcionando y mejorando el tratamiento y apoyo para todos los afectados, además de reduciendo el riesgo de la demencia por medio de la promoción de la salud del cerebro. Nuestra visión es la de un mundo sin Alzheimer. Visite www.alz.org o llame al 800-272-3900.

SOURCE Alzheimer's Association



RELATED LINKS
http://www.alz.org

Custom Packages

Browse our custom packages or build your own to meet your unique communications needs.

Start today.

 

PR Newswire Membership

Fill out a PR Newswire membership form or contact us at (888) 776-0942.

Learn about PR Newswire services

Request more information about PR Newswire products and services or call us at (888) 776-0942.