MADD aconseja a los padres de Texas que envíen un claro mensaje a sus hijos menores de edad de "No consumir alcohol" antes de que regresen a clases Los datos de Texas demuestran que los adolescentes están recibiendo mensajes contradictorios con respecto al alcohol, pero la orientación de los padres marca la diferencia

AUSTIN, Texas, 4 de agosto de 2014 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ -- Antes de que los adolescentes regresen a clases, MADD hace un llamado a los padres de Texas para que conversen con sus hijos sobre los peligros del consumo de alcohol entre menores de edad, antes de que otro adulto lo haga. MADD invita a las familias a que utilicen los recursos del programa Power of Parents de MADD para aprender las formas en que pueden preparar a sus hijos para decir que no al consumo de alcohol.

Es particularmente importante que los padres involucren a sus hijos adolescentes en estas conversaciones por dos motivos. En primer lugar, según una encuesta de MADD Texas realizada a padres y adolescentes de Texas reveló que el 71 % de los adolescentes tenía conocimiento de fiestas donde un padre o adulto proporcionaba alcohol a los adolescentes, lo cual puede hacer que los adolescentes tengan la impresión de que el consumo de alcohol entre menores de edad está bien.

En segundo lugar, los padres siguen siendo la mayor influencia en la decisión de sus hijos adolescentes de no beber. De hecho, el 62 % de los adolescentes de Texas dice que sus padres son el factor de motivación para que ellos no beban, de acuerdo con la encuesta de MADD que se realizó en el estado. Además, una encuesta nacional realizada por MADD y Nationwide Insurance (publicada en abril de 2014) demostró que cuanto más claro sea el mensaje de los padres, menos probabilidad hay de que los adolescentes beban.

"La realidad es que algunos padres proporcionan alcohol a los adolescentes. Es por eso que es tan importante que los padres estén atentos y conversen con sus hijos acerca de cómo pueden decir que no al consumo de alcohol antes de que otro adulto les dé la impresión de que eso está bien", manifestó Jaime Gutiérrez, director ejecutivo de MADD Texas. "No hay nada que supere la influencia positiva de un padre, y es crucial que ellos dejen claro que beber alcohol antes de cumplir los 21 años es inaceptable".

Los padres pueden ayudar a salvar vidas si conversan con sus hijos adolescentes acerca de los peligros de beber alcohol y conducir antes de que empiecen a celebrar el final del verano y regresen a clases.

El año pasado en Texas, del 15 de agosto al 16 de septiembre de 2013, hubo 196 accidentes de tránsito relacionados con el alcohol que involucró a conductores menores de edad entre 16 y 20 años que se encontraban bajo la influencia del alcohol, y que tuvieron como consecuencia 103 lesionados y 9 fallecidos. (TxDOT, junio de 2014). Además, en Texas, del 15 de agosto al 16 de septiembre de 2013, 10 personas entre 12 y 20 años murieron en accidentes automovilísticos relacionados con el alcohol (TxDOT, junio de 2014).

Asimismo, sólo durante el período del Día del Trabajo de 2013, en Texas se reportaron 392 choques de tránsito relacionados con el alcohol y que involucraron a conductores que se encontraban bajo la influencia del alcohol (TxDOT, junio de 2014). De esos accidentes, 33 involucraron a conductores menores de edad entre 16 a 20 años que se encontraban bajo la influencia del alcohol (TxDOT, junio de 2014).

"Los padres pueden marcar una gran diferencia con solo hablar con sus hijos", agregó Gutiérrez. "Al participar en estas conversaciones con sus hijos adolescentes, los padres pueden evitar las consecuencias del consumo de alcohol entre menores de edad que pueden conducir a arrestos, lesiones y muertes".

MADD invita a los padres a usar el manual Power of Parents como ayuda para mantener este diálogo con sus hijos. El desarrollo y lanzamiento del programa comunitario para padres de MADD, Power of Parents, cuenta con el patrocinio a nivel nacional de Nationwide Insurance. MADD se ha asociado con el Dr. Robert Turrisi de Pennsylvania State University y ha adaptado el modelo de su manual para orientar a padres de estudiantes de la secundaria. El manual para padres es el pilar de este programa comunitario y se encuentra disponible de manera gratuita para las comunidades a través del sitio web y de los talleres de 30 minutos para padres, ofrecidos por voluntarios y personal de MADD capacitados.

En Texas, MADD ayuda a los padres a iniciar un diálogo con sus hijos sobre los peligros del consumo de alcohol entre menores de edad, al llevar a cabo talleres en áreas locales en todo el estado. Para obtener más información acerca de los talleres, comuníquese con su oficina local de MADD. Para obtener más información sobre Power of Parents o para descargar materiales, los padres pueden visitar www.madd.org/powerofparents.

Nationwide Insurance es el patrocinador presentador a nivel nacional del programa Power of Parents. MADD también recibe financiamiento a través del Departamento de Transporte de Texas (Texas Department of Transportation) y trabaja en estrecha colaboración con el mismo como parte del programa estatal Take the Wheel (Toma el volante) para reducir la conducción en estado de ebriedad en Texas.

Acerca de Mothers Against Drunk Driving
Fundada por una madre cuya hija fue víctima de un accidente en el que una persona conducía en estado de ebriedad, la organización Madres en Contra de Conducir en Estado de Ebriedad (Mothers Against Drunk Driving®, MADD) es la mayor organización nacional sin fines de lucro que trabaja para proteger a las familias contra la conducción en estado de ebriedad y el consumo de alcohol entre menores de edad. Con la ayuda de aquellos que desean un futuro más seguro, la campaña Campaign to Eliminate Drunk Driving® (Campaña para eliminar la conducción en estado de ebriedad) eliminará este peligro de las carreteras estadounidenses. PowerTalk 21® es el día nacional para que los padres hablen con sus hijos sobre el alcohol mediante el uso de las estrategias comprobadas de Power of Parents® para reducir el riesgo del consumo de alcohol entre menores de edad. Y como una de las organizaciones con servicios para víctimas más importantes de los Estados Unidos, MADD también ofrece apoyo gratuito a las víctimas y los sobrevivientes de accidentes provocados por conducir bajo los efectos de las drogas o el alcohol, y atiende a una persona cada 8.6 minutos a través de la ayuda de MADD local para víctimas y la línea telefónica 1-877-MADD-HELP. Para obtener más información, visite www.madd.org o llame al 1-877-ASK-MADD.

FUENTE Mothers Against Drunk Driving (MADD) Texas

SOURCE Mothers Against Drunk Driving (MADD) Texas



RELATED LINKS
http://www.madd.org

Custom Packages

Browse our custom packages or build your own to meet your unique communications needs.

Start today.

 

PR Newswire Membership

Fill out a PR Newswire membership form or contact us at (888) 776-0942.

Learn about PR Newswire services

Request more information about PR Newswire products and services or call us at (888) 776-0942.