Nueva York introduce prohibición de espuma de poliestireno para servicios de comida a pesar de las crecientes preocupaciones sobre el impacto para los pequeños negocios y los contribuyentes de la ciudad Propietarios de restaurantes y líderes empresariales se unen en la municipalidad para oponerse a una propuesta que causaría pérdida de empleos y aumentaría los desperdicios

NUEVA YORK, 12 de junio de 2013 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ --  Los legisladores locales de la ciudad de Nueva York anunciaron un proyecto de ley que prohibiría la venta de productos de espuma de poliestireno para servicios de comida, una decisión que tendría un impacto negativo para miles de negocios en Nueva York, así como para millones de consumidores y contribuyentes locales.  La propuesta, con el apoyo de la Administración Bloomberg, tiene un costo potencial de más de $100 millones por año para la ciudad y el estado de Nueva York y será muy poco efectiva para reducir los desperdicios sólidos.  

"Una prohibición en la ciudad de Nueva York representaría un costo de millones de dólares para los negocios, los consumidores y los contribuyentes, así como una amenaza para los empleos en la industria de restaurantes, en las plantas de fabricación en la parte norte del estado y en las empresas que reutilizan espuma en la gran área metropolitana", dijo Peter Vallone, concejal. "La espuma puede y debe reciclarse y pido encarecidamente al alcalde que trabaje con el concejo municipal para explorar esta opción en lugar de una prohibición".

Los propietarios de restaurantes locales se unieron a los líderes empresariales en una conferencia de prensa esta tarde en la municipalidad para expresar su preocupación acerca del efecto de una prohibición en sus negocios y resultado final, y motivar a la ciudad a explorar una iniciativa de reciclaje.

"Yo uso contenedores de espuma porque son excelentes para mantener la comida fresca y son económicos", dijo Rosemary Núñez, propietaria de La Nueva Estrella El Castillo Restaurant en Brooklyn.  "Este es apenas otro ejemplo de cómo la Administración pisotea los intereses de las personas que crean plazas de empleo en esta ciudad".

Con una prohibición en efecto, los restaurantes de Nueva York necesitarían comprar alternativas más costosas que presionarían los márgenes de ganancias ya apretados. Además, estos productos más costosos generalmente no protegen las bebidas calientes tan bien como sus competidores de espuma, lo que conduce a usar un doble contenedor o una manga, lo que en realidad eleva los costos para los negocios y aumenta los desperdicios sólidos.  De acuerdo a un estudio reciente publicado por MB Public Affairs, por cada $1.00 que hoy se gasta en contenedores de espuma de poliestireno para servicios de comida y bebidas, los negocios tendrán que gastar por lo menos $1.94 en productos de reemplazo alternativos, efectivamente duplicando los costos.

"Los fabricantes en la parte norte del estado de Nueva York sufrirán significativamente con esta propuesta mal aconsejada en la ciudad de Nueva York", dijo Mike Durant, director del estado de Nueva York de la National Federation of Independent Business. "Tanto el alcalde como el concejal necesitan invertir más tiempo centrándose en soluciones sensibles para los males económicos en la ciudad y el estado en lugar de promover mandatos sin confirmar y onerosos de un estado paternalista tal como este".

Más allá del impacto económico, la espuma de poliestireno para el servicio de comida es más ligera y de mayor eficacia energética que sus alternativas más comunes, que actualmente no se reciclan en la ciudad de Nueva York. Un nuevo estudio finalizado este mes por Moore Recycling Associates a nombre de ACC halló que el acceso al reciclaje de espuma de poliestireno para servicios de comida se ha expandido con mayor rapidez que el reciclaje de productos alternativos, y determinó que el 50% de la población en las principales ciudades en California tiene acceso a reciclaje de espuma, en comparación con el 15% del reciclado o alternativas de compostaje basadas en papel de esas mismas ciudades. Con la implementación del programa de reciclaje de espuma, Nueva York se unirá a estas otras ciudades principales en la innovación de la recuperación de recursos, basada en la reciente anunciada expansión de reciclaje en la ciudad.

Los funcionarios estatales, incluyendo el senador Michael F. Nozzolio y el asambleísta líder minoritario, Brian Kolb, ya han expresado su preocupación, solicitando a la Administración y al Concejo Municipal que reconsideren una posible prohibición. Estos funcionarios han destacado los impactos negativos de una prohibición en sus negocios locales y en los 1,200 empleos en poliestireno en el estado de Nueva York.

"Una prohibición en la ciudad de Nueva York tendrá un efecto inmediato y nefasto en los negocios dentro del estado que suministran estos contenedores a los restaurantes y establecimientos de servicios de comida en Nueva York", dijo el senador Nozzolio. "Esta prohibición destruirá los empleos y no hará nada para reducir el desperdicio. Pido encarecidamente al alcalde y al concejo municipal que exploren la opción de reciclaje en lugar de una prohibición".

"Esta propuesta tendrá efectos adversos que se sentirán lejos fuera de Nueva York. Una prohibición sobre estos contenedores es costosa y resultará en la pérdida de empleos en todo el estado", dijo Brian Kolb, asambleísta líder minoritario.  "Esta es una medida negativa para nuestro negocio, negativa para las comunidades y negativa para Nueva York".

Para más información acerca del impacto de la prohibición de la espuma de poliestireno, el potencial de reciclaje y cómo participar, por favor visite, www.putalidonitnyc.com.

http://www.americanchemistry.com

El American Chemistry Council (ACC) representa a las compañías líderes en el segmento de productos químicos. Los miembros del ACC aplican la ciencia de la química a la elaboración de productos y servicios innovadores que hacen la vida de las personas mejor, más saludable y más segura. El  ACC se dedica al performance optimizado del medio ambiente, la salud y la seguridad a través de Responsible Care®, una iniciativa de sentido común creada para abordar importantes cuestiones de política pública  e investigación de salud y ecológica y pruebas de productos. El segmento productos químicos es una industria de $760 mil millones y un elemento decisivo de la economía nacional. Es el mayor sector de exportación en Estados Unidos, representa el 12 por ciento de las exportaciones del país. Las compañías de productos químicos están entre los mayores inversores en investigación y desarrollo. La seguridad y la protección siempre han sido las principales preocupaciones de los miembros del ACC, y han intensificado sus esfuerzos, trabajando estrechamente con agencias gubernamentales para mejorar la seguridad y defendernos frente a cualquier amenaza a la infraestructura crítica de la nación.

FUENTE  American Chemistry Council

FUENTE American Chemistry Council

SOURCE American Chemistry Council



RELATED LINKS
http://www.americanchemistry.com

Custom Packages

Browse our custom packages or build your own to meet your unique communications needs.

Start today.

 

PR Newswire Membership

Fill out a PR Newswire membership form or contact us at (888) 776-0942.

Learn about PR Newswire services

Request more information about PR Newswire products and services or call us at (888) 776-0942.